Suelo, el gran aliado para alimentar al mundo – #WorldSoilDay

Desde el año 2014, cada 5 de diciembre se celebra el Día Mundial del Suelo con el objetivo de centrar la atención en la importancia de un suelo sano y promover una gestión sostenible de los recursos del suelo. El suelo es un recurso finito, por lo que su cuidado es fundamental.

Para poder llevar a cabo estos objetivos, se necesita tener claras las 3 medidas principales: prevención de la erosión, mejora de la cobertura vegetal y reposición de nutrientes.

Prevención de la erosión: La erosión es uno de los principales problemas que hay y tenemos que solucionar. El viento o el agua suelen ser los factores más importantes, provocando la pérdida de materia orgánica y minerales, por lo tanto, de fertilidad. Para remediarlo es aconsejable no agotar el suelo realizando una rotación de cultivos, evitando dejar desnudo el suelo y evitando el sobrepastoreo, entre otras medidas de prevención.

Mejora de la cobertura vegetal: Si el suelo contiene una correcta cobertura vegetal puede ser un indicativo de estar en buenas condiciones. Las cubiertas vegetales producen la mejora de la retención de humedad del suelo, favorecen el proceso microbiológico debido a un incremento de la materia orgánica y reducen la erosión, principalmente.

Reposición de nutrientes: Actualmente la reposición de nutrientes está siendo bastante inferior a la cantidad extraída, y esto genera un gran problema ya que las plantas necesitan esos nutrientes para su correcto desarrollo. Actualmente la adición de biofertilizantes está cogiendo carrerilla. Un método natural que ayuda a las plantas a desarrollarse correctamente sin déficit de nutrientes.

 

Un mal uso del suelo y de sus recursos puede provocar la pérdida de diversidad de microorganismos presentes, que a su vez afectan a múltiples funciones ecosistémicas, como pueden ser la retención y ciclo de nutrientes, salud animal y vegetal y emisiones de gases de efecto invernadero…

 

Un suelo sano contiene una gran cantidad de microorganismos vivos. Para ser exactos, un cuarto de la biodiversidad del planeta son organismos que se encuentran en el suelo formando complejas y diversas comunidades.

Estas comunidades están formadas por hongos, bacterias, lombrices o insectos entre otros macro y microrganismos. Estos a su vez forman microhábitats donde realizan todas sus funciones esenciales para un correcto funcionamiento del equilibrio del suelo.

En IDEAGRO nos encargamos de poder cumplir los objetivos y llevar a cabo las medidas necesarias para promover un uso del suelo sostenible y responsable. Los ensayos con bioestimulantes o el uso de microorganismos para el beneficio de las plantas son nuestro día a día. El conjunto de aspectos y mejoras conseguidos con estos ensayos se traduce en una planta/cultivo más sano, con mayor aporte nutritivo consiguiendo además una mayor resistencia a enfermedades y mayores rendimientos productivos.

Participamos en la organización del I Foro Internacional Microbioma, un evento en el que se trataron los aspectos más novedosos relacionados con la investigación en la aplicación de los microorganismos a la agricultura y se solventó la gran incertidumbre existente sobre el manejo, aplicación y legislación actual respecto a este tipo de productos.

Actualmente trabajamos en proyectos como Life Resilience, para la prevención de la Xylella fastidiosa, en el desarrollo de inductores de resistencia para enfermedades de la madera de la vid, en el uso de hongos entomopatógenos para el control de la mosca del olivo (Bactrocera oleae), entre muchos mas proyectos relacionados con el uso de microorganismos (bacterias, hongos…).

Más del 33% de los suelos del planeta están degradados y el porcentaje podría llegar al 90% en 2050 si no se pone remedio. Por ello, la Asamblea General de la ONU aprobó este día, para crear conciencia y comenzar una labor de cuidado y recuperación de suelos

Preservar e impulsar la biodiversidad de los suelos es esencial para mejorar su salud y asegurar un sistema de producción alimenticia y una subsistencia rural mejorada en un medio ambiente sano.