Los bioestimulantes permitirán responder a la creciente demanda de alimentos en el mundo

Los bioestimulantes son cada vez más utilizados en la producción agrícola a nivel mundial y pueden contribuir eficazmente a superar el reto planteado por la creciente y continua demanda de alimentos por parte de la población mundial. En la actualidad, hay más de 840 millones de personas con una disponibilidad insuficiente de alimentos. En los próximos 20 años, necesitaremos un 50% más de alimentos, un 30% más de agua y un 50% más de energía para alimentar a 1.200 millones de personas más en el mundo: sin embargo, en los últimos 20 años el incremento de la población ha sido muy superior al aumento de la producción por hectárea de tierra cultivada.

Fuentes de la organización afirmaban que, “Necesitamos una nueva revolución verde: debemos producir alimentos más saludables y en mayores cantidades, reduciendo el impacto sobre el medio ambiente”. “La industria de los bioestimulantes puede contribuir al éxito en este gran desafío. «Con los nuevos productos es posible mejorar la calidad y la cantidad de la producción agrícola y hacer más eficaz y eficiente el uso de fertilizantes y pesticidas”.
manzanas

El valor de mercado de los bioestimulantes se estima entre los 200 y 400 millones de euros, con un crecimiento anual de más del 10% e inversiones anuales en investigación y desarrollo de entre el 3 y el 10% de la facturación. La investigación científica es un elemento clave para el desarrollo de un mercado altamente innovador, y esto hace aún más apremiante establecer un marco jurídico europeo que reconozca y proteja la innovación en la industria.

Además, el EBIC (Consorcio Europeo de la Industria de Bioestimulantes) está trabajando en este sentido con el fin de apoyar a las autoridades europeas en la definición de una regulación eficaz y compartida para el beneficio de los agricultores, los consumidores, la industria y el medio ambiente.