Creado en 14 Agosto 2015

So far cropping systems have advanced considerably, in the coming decades there will be radical changes. One of the additions as a working tool are "drones", small 'unmanned' planes or UAVs, which are already being used along with "robots" with different shapes and functions as well as many new tools and technologies that will contribute to the development and implementation of a new "agriculture".

In this short review we want to present numerous initiatives, projects, tools and technologies being developed and even tested or implemented in different parts of the world, including Spain, because we think that surely many of you will be excited and interested knowing deeply these innovations.

VineRobot, the sensational tech gadget set to revolutionize the wine industry will be released in 2016, and will be a terrestrial robot unique in its characteristics, equipped with non-intrusive sensors capable of obtaining and transmiting the vineyard state with precision never before achieved. The robot will be able to precisely determine what vineyard areas should be watered and the quantities, positively influencing the quality of the resulting wine and obviously saving water... It is developed by Televitis Group, University La Rioja (+ info).

Drones for the diagnosis of nitrogen in corn: drones are used to detect nitrogen fertilization needs of the crop. The system analizes aerial images obtained from the drone as it flies over crops, thus allowing the setting of an optimal fertilization methodology.

ROWBOT is the robot that fertilizes the cornfields in the United States. Rowbot is a standalone machine, able to apply the right amount of fertilizer when the crop needs it most, thus avoiding the use of tractors and also reducing the amount of fertilizer product. Use of the robot also manages to reduce the amount of nitrogen with the consequent benefit for the environment ... Powered by ROWBOT & CARNEGIE ROBOTICS (+ info).

Drones: an agricultural revolution from the air. Researchers at Michigan State University (MSU) are using their first UAVs to help farmers maximize yields by improving nitrogen and water management while reducing the environmental impact of nitrate leaching or nitrous oxide emissions.

A robot "fed" with solar energy to grow vegetables. Named Ladybird , the robot that through its cameras and sensors could analyze moisture, perform soil analysis, check the plant nutrients, detects pests levels or alert to the presence of weeds among other parameters. Ladybird is a project developed by the University Of Sydney, Australia. (+info).

A robot to pick peppers in greenhouses it’s the new greenhouse ally. The University of Wageningen (Netherlands) has developed an entirely independent robot able to pick the peppers that have reached their optimum maturity in greenhouses. The location of the peppers takes place through two high-tech cameras equipped with sensors that get all the necessary information, including three dimensions data that allows the robotic arm to be placed in the exact position for collecting the pepper. The robot has been successfully tested in a commercial greenhouse (+ info).

A farmer robot it is ready to improve crop production. The National Agricultural Technology Institute (INTA) of Argentina has created a robot with artificial intelligence for greenhouses, which seeks to improve intensive crop production through efficient management of resources and a proper planning. It has the ability to make 3D maps, navigate autonomously over the greenhouse area, plan the necessary activities and/or fertilize ... including, in the near future other actions such as cutting, trimming... (+info).

Drones are the new system to monitor weeds in crop fields. An international study led by the National Research Council (CISC) has developed a system that detects the growth of weeds in field crops by the use of UAVs. The system and its additional equipment generate multispectral images with ultra-high spatial resolution that combined with the use of remote sensors that capture the visible and near infrared spectrum allows, by using different image analysis algorithms to differentiate weeds from crop plants. Weeds in crops compete for light, space, water and nutrients to crop plant causing major losses. The usual way for controlling  weeds in agriculture today is the application of herbicides, not only in the stands in which herbs are distributed, but in the whole field. Up 70% of the field does not need the herbicide treatment, so applying pesticides widely causes unnecessary costs and a high environmental impact...

In IDEAGRO, we are aware of the great potential and possibilities that new technologies and UAVs can bring to our sector and industries and that's why we are currently trialing with drones for crop monitoring and evaluation, farms surveillance, plagues and weeds detection, etc... We think that knowing and understanding these tools and techs with their management and possibilities are key elements. This is why we will continue actively working to incorporate the latest technologies and advances in our business methodology… being our main objective satisfying our customers’ needs while ensuring a more sustainable agriculture and healthier crops. If you want additional information, contact us at iEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. or tweet us @IDEAGRO.

 
Creado en 19 Julio 2015
Las últimas estimaciones de la FAO arrojan los siguientes datos: en 2050 seremos 9.000 millones de personas en el mundo, las cuales deberán comer un mínimo de tres veces al día. Para esto, la agricultura deberá aumentar los rendimientos hasta un 70% en algunas regiones del mundo, y este aumento de producción, se tiene que realizar de forma sostenible, consumiendo menos agua, menos fertilizantes, y utilizando la misma cantidad del suelo, con el fin de preservar el medio ambiente.

Se plantea por tanto un difícil reto, y para ello habrá que recurrir a todas las herramientas disponibles a nuestro alcance. Una de estas herramientas y tecnologías que se están comenzando a utilizar por parte de las empresas del sector, es el BIG DATA.

“A pesar del desarrollo tecnológico, lo único seguro del futuro es que seguiremos comiendo 3 veces al día, por eso la agricultura seguirá siendo una profesión con futuro”.

Esta nueva tecnología permite al agricultor desde hacer predicciones meteorológicas mucho más precisas, hasta poder prever donde y cuando atacara una plaga o una determinada enfermedad.

Antes de comenzar a desgranar las posibilidades del Big Data para el sector agrícola, arrojaremos algo de luz sobre esta nueva herramienta al alcance de nuestro sector…

¿Qué es el BIG DATA?

De forma breve, el Big Data permite la gestión y análisis de enormes volúmenes de datos que no pueden ser tratados de manera convencional, ya que superan los límites y capacidades de las herramientas de software habitualmente utilizadas para la captura, gestión y procesamiento de datos.

Por tanto, el objetivo que tiene el Big Data es el permitir analizar una gran cantidad de datos en tiempo real y ayudar a la toma de decisiones, para una mejor gestión, en nuestro caso, de nuestras explotaciones.

¿Cómo funciona el Big Data?

Por ejemplo, para recoger todos los datos de una finca, primero se debe realizar la instalación de una red de sensores y sondas que registren información del suelo, los químicos y fertilizantes aplicados, las tareas realizadas y el clima,… Incluso datos sobre el precio y el mercado de los productos que se cosechan para ajustar la recolección.

Todos estos datos son almacenados en un servidor que los correlaciona e interpreta para pasar al agricultor un informe detallado, el cual puede llegarle a su tablet o smartphone, lo que le permite tener control sobre la finca en todo momento.

Aunque la inversión inicial puede ser algo alta (de 7.000-10.000€ para 50 has), a largo plazo se termina ahorrando en insumos agrícolas, así como aumentando el rendimiento de los cultivos, haciendo que la inversión inicial merezca la pena y se puedan obtener notables beneficios.

¿Qué puede aportar a la agricultura?

De forma general, y como se ha comentado en el punto anterior, el Big Data permite al agricultor visualizar todos los parámetros productivos de su explotación en tiempo real, y mejora el proceso de toma de decisiones, ya que se pueden incorporar datos sobre mercados y precios de los productos que cultivados, lo que le permite, no solo aumentar la productividad, si no adecuar la recolección a la mejor época, optimizando así el conjunto de operaciones en la finca y los cultivos.

¿Qué pueden conseguir los agricultores gracias a los datos obtenidos del Big Data?


  • La aplicación de esta tecnología en las explotaciones agrícolas permite la parcelación toda la extensión de nuestra finca. Esto tiene una gran ventaja: permite tomar decisiones en cada parcela, ajustando cada tarea agrícola a solo una porción de la finca y no a su totalidad, lo que permite los ahorros que se detallan a continuación.

  • Reducir el gasto de agua hasta en un 40%. Gracias a las sondas instaladas en el suelo de la finca se puede medir la humedad del suelo en todo momento, con lo que se puede ajustar los parámetros de riego para no desperdiciar ni una gota de agua. Además, con las previsiones meteorológicas actualizadas, se puede prever cuando lloverá, y por tanto retrasar riegos o ajustarlos a dichas condiciones meteorológicas, con lo que el ahorro hídrico es mayor.

  • Reducir un 30% el uso de fitosanitarios. Se ha comprobado que el Big Data permite predecir cuándo puede atacar una enfermedad o una plaga, gracias la combinación de datos meteorológicos y el estado del cultivo. Gracias a esta predicción, se puede ajustar la aplicación de fitosanitarios, reduciendo la cantidad necesaria para aplicar en la parcela.


  • Aumenta el rendimiento hasta un 20%. Otro de los aspectos interesantes del Big Data es que permite ajustar las diferentes labores agrícolas en nuestra parcela, que van desde la poda hasta la recolección, lo que se traduce en poder realizar calendarios de trabajo en el campo mucho más optimizados, permitiéndonos por ejemplo, realizar las podas en el momento adecuado. Recoger el producto en su estado óptimo de maduración, y ajustar la cosecha a los mejores precios en el mercado. Todo esto se traduce no solo en un aumento de rendimiento del cultivo, si no de la rentabilidad del mismo.


  • Mejora la trazabilidad de los alimentos desde el campo hasta la mesa. De forma adicional, el Big Data, permite registrar todas las fases que recorre nuestro producto agrícola, desde que es plantado, hasta que llega al consumidor, aportando valor añadido a los cultivos; permitiendo incrementar la rentabilidad de las explotaciones agrícolas. Aspecto este último que consideramos clave en IDEAGRO y es por ello que apostamos con claridad por el conocimiento y uso de cualquier nueva tecnología que pueda incrementar la sostenibilidad de la agricultura a la par que mejore la seguridad alimentaria garantizando alimento suficiente para la población.

IDEAGRO, como empresa siempre interesada en las nuevas tecnologías y herramientas ha utilizado las amplias posibilidades del Big Data. 



La experiencia más reciente, fue en el marco del proyecto "CERO RESIDUOS", co-financiado por el programa LIFE + de la Unión Europea (ref. LIFE 12 ENV/ES/902). El proyecto CERO RESIDUOS tiene como objetivo principal mejorar la sostenibilidad y la calidad de la producción de fruta de hueso para crear un sector más competitivo y más saludable. Uno de los objetivos del proyecto fue el desarrollo de la metodología Cero Residuos (CR), un nuevo enfoque para producir, conservar, procesar y comercializar frutas de hueso y sin residuos, que promueve la creación de una nueva tendencia en la producción de frutas, con mayor calidad, mayor atractivo y más saludables a un precio competitivo.


Por otro lado, la metodología CR ayudará a mejorar varios problemas ambientales generados en el cultivo, por ejemplo, la gestión integrada de plagas reducirá drásticamente las dosis de pesticidas, a su vez, evitará la degradación del suelo y la contaminación del agua subterránea. Para ello, en el marco del proyecto, IDEAGRO implementó, en colaboración con ZERYA la App Zerya® Modelos Predictivos, una app que ayuda a gestionar la protección de los cultivos de plagas y enfermedades desde cualquier ordenador o dispositivo móvil. Para poder ofrecer los 'modelos predictivos' desarrollados en la App, IDEAGRO recurrió a la inteligencia de datos o Big Data, ofreciendo así a los productores de fruta de hueso la posibilidad de prevenir las enfermedades fúngicas y plagas en sus cultivos